Psicología

¿De qué psicólogo estamos hablando?

En la posmodernidad en que vivimos, ante la emergencia de propuestas de globalización y las demandas de un mundo digitalizado, los cambios transcurren tan rápido, los conocimientos se están generando a una velocidad que no es posible elaborarla a la velocidad de la tecnología actual. Se necesitan psicólogos que se estén permanentemente actualizando.

En un mundo en que los paradigmas están cambiando en relación por ejemplo a las nociones de locura, de subjetividad, la sexualidad, lo humano; en las que el arte junto con la psicología, se encuentran cuestionándose la forma de plantearse la sociedad actual, buscando caminos, transformaciones, soluciones nuevas. Se requiere de psicólogos comprometidos, críticos y creativos.

En un país como México de fuertes contrastes y desigualdades, ya sean económicas o culturales. En que las oportunidades desafortunadamente no son las mismas para todos los ciudadanos. En el que el profesional al egresar se enfrentará a un complejo contexto social, familiar y laboral; resultado de su historia, de la desigualdad, el hacinamiento, la corrupción, la violencia, el abuso de poder y otros muchos problemas de salud y de la sociedad actual. En el que a planteamientos de problemas sociales e individuales  complejos se demandan soluciones, terapias más rápidas y sin esfuerzo; el profesional debe encontrarse cada vez más preparado. A mayor complejidad, mayor preparación.

Debido al estrecho vínculo que existe entre el servicio que ofrece el psicólogo, los cambios en el mundo, a la vez en su comunidad, es necesario que cuente con un conocimiento especializado, profundo y de actualización permanente; de tipo social, organizacional, educativo, del delito, de la psicología de las relaciones digitalizadas, clínico y desarrolle una conciencia de respeto por el individuo. Se requiere de una aproximación a la psicología siempre a la vanguardia que asuma los retos implicados en las transformaciones sociales, familiares y personales.

La psicología es una disciplina sumamente útil para resolver y mejorar muchos problemas que nos afectan a los seres humanos. Sus propuestas se aplican en la evaluación y orientación en diferentes ámbitos, como el de la educación, las organizaciones, el apoyo a personas de diversas edades o que se enfrentan a situaciones específicas: niños con diferentes dificultades en la escuela, con la familia; procesos de adaptación en la vida, como los jóvenes que están por elegir carrera, las mujeres embarazadas, ancianos, enfermedades crónicas o degenerativas, duelos, violencia, trastornos de las relaciones digitalizadas, entre otros.

La vorágine de información y cambios de estos tiempos, nos lleva a comprar cosas que ni necesitábamos, a confundirnos, a perdernos del centro de nuestros valores, ¿Qué preparación estás buscando? ¿Una rápida o una comprometida?

Escribe un comentario